INICIO

Comenzaron a aplicar la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus.

29.12.2020

Francisco Traverso, médico de terapia intensiva, fue el primero en recibir la Sputnik V en el Posadas. Foto Presidencia

Son casi 300 mil dosis que fueron distribuidas en las provincias y que serán exclusivamente para el personal de Salud. Cuánto dura la vacunación?.

En medio de la fuerte expectativa y también la desconfianza que genera cierta falta de información científica, comenzó este martes de manera simultánea en todo el país el operativo para aplicar las primeras 300 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V contra el coronavirus, que en esta etapa está destinada exclusivamente al personal de Salud.   

El esquema de vacunación se inició a las 9 en todas las provincias, que en las últimas horas recibieron las dosis en el marco de un operativo que incluyó para su logística cientos de conservadoras, toneladas de hielo seco y un gran número de camiones.  

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, y una enfermera, fueron los primeros en recibir la dosis de la inmunización desarrollada por el centro Gamaleya.​ La inauguración oficial de la campaña de vacunación la hizo el ministro Ginés González García en el hospital Posadas, donde el primero en recibir la vacuna fue el médico de terapia intensiva Francisco Traverso. La foto del médico recibiendo la Sputnik fue difundida por Presidencia, ya que a pesar de haberse convocado a los medios al Posadas, los fotógrafos no pudieron ingresar al lugar de vacunación, una situación similar a la que sucedió el jueves en Ezeiza con el arribo del embarque de vacunas. 

Afuera del vacunatorio, sí frente a los periodistas, González García agradeció al personal de salud que “ha trabajado mucho más que siempre, con más riesgos y exigencias y ha respondido y sigue respondiendo”, remarcó que la campaña empieza por ellos porque son "los que tienen más exposición al riesgo y a los que más necesitamos” y reiteró que la población tiene que seguir cuidándose “ya que hasta que la vacuna tenga un efecto comunitario van a pasar unos meses”.

También el ministro señaló que la segunda dosis está indicado aplicarse después de 21 días de la primera y hasta 60 o 75 días más tarde. El lunes, una información difundida por la agencia Reuters alertó sobre las demoras de producción de la segunda dosis en Rusia. Ambas dosis no son intercambiables y Argentina recibió hasta ahora solo de la primera. 

En base a resultados de una prueba piloto, se determinó que el trámite para recibir la dosis puede tardar entre 8 y 12 minutos, desde que la persona llega, es vacunada, registrada y deja el centro de salud con su carnet, en un dispositivo que requiere gran cantidad de personas trabajando en cada instancia.

En la ciudad de Buenos Aires, la vacuna se aplica -a través de un sistema de turnos- en 37 hospitales: 17 del sistema público de salud y 20, del privado (o dependientes de otras jurisdicciones).

Según informó el Gobierno porteño, las primeras cinco dosis se iban a aplicar este martes a profesionales del Hospital Argerich, ubicado en el barrio porteño de La Boca. Puntualmente, a la jefa de Enfermería, a una bioquímica del Laboratorio de Biología Molecular, a una médica, a una kinesióloga y al jefe de camilleros. 

Como en el resto de las jurisdicciones, los primeros en recibir la dosis "1" de la Sputnik serán trabajadores de las Unidades de Terapia Intensiva, de las guardias, de los laboratorios que manipulan muestras de Covid-19 y de las ambulancias, ya que son los que trasladan a personas contagiadas. Las aplicarán profesionales que fueron capacitados online por el ministerio que conduce Fernán Quirós.

En cuanto a la provincia de Buenos Aires, la primera etapa del plan de vacunación arrancó este martes a las 9.30 (como en el resto del país) en110 hospitales de 89 municipios bonaerenses, adonde irá llegando la vacuna rusa, a más tardar el miércoles.

En este caso, se organizó un sistema de turnos a través del sitio oficialvacunatepba.gba.gob.ar. Según la cartera que conduce Daniel Gollan, hubo 315 mil inscriptos. El plan continuará priorizando a trabajadores y trabajadoras de la Seguridad y la Educación; personas mayores de 60 años y aquellas de entre 18 y 59 años que integren grupos de riesgo por presentar enfermedades preexistentes.

"Es emblemático porque podemos empezar a vacunar a la gente y dar inmunidad a aquellos que corren más riesgo que es el personal de la salud", dijo el lunes al presidente Alberto Fernández.

Entre los científicos, médicos y enfermeros sigue habiendo dudas. En gran medida porque aún no se publicaron los detalles de la vacuna en una revista científica, algo que, según confirmaron a Clarín desde el Fondo Ruso de Inversión Directa, está previsto recién para principios de enero. Referentes de diferentes asociaciones y gremios de la Salud coinciden sobre la falta de información aunque aseguran que, a pesar de eso, van a aplicársela.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, explicó este martes que aceptaron iniciar la vacunación por el "prestigio y la independencia de criterios" de la ANMAT y otros organismos que recomendaron el uso de la Sputnik V desarrollada por Rusia, pero advirtió la necesidad de "acceder a la información técnica antes de la próxima entrega".

La distribución de las dosis

Cada provincia recibió un proporcional de las 300 mil dosis que llegaron al país la semana pasada desde Rusia. Sin embargo, hay "ganadores" y "perdedores" en este primer reparto. Por ejemplo, a la provincia de Buenos Aires le toca el 41 por ciento de las vacunas (123 mil) y tiene el 34 por ciento de los médicos y enfermeros del país. Podría vacunar al 85 por ciento de su planta. 

A la Ciudad de Buenos Aires, en cambio, le asignaron el 7 por ciento de las vacunas rusas (23.100) y sus profesionales de la salud representan el 18,4 por ciento de los que hay en Argentina. Con esa cantidad de dosis podría vacunar al 30 por ciento de los que están en esta jurisdicción.

Cómo se reparten las vacunas por provincia

Además, Córdoba recibirá 21.900 dosis; Tucumán 11.500; Mendoza 11.000; Entre Ríos 10.100; Salta 8.300; Chaco 7.700; Corrientes 6.700; Santiago del Estero 5.900; Misiones 5.200; San Juan 4.700; Jujuy 4.600; Río Negro 4.400; Neuquén 3.600; Formosa 3.400; San Luis 3.300; Chubut 3.000; Catamarca 2.800; La Rioja 2.600; Santa Cruz 2.400; La Pampa 2.300 y Tierra del Fuego 1.300.

El promedio nacional de cobertura, según la disponibilidad actual de la Sputnik V, sería del 76 por ciento si el objetivo fuera vacunar a todos los médicos y enfermeros. Quince provincias equiparan o están por encima de esa proporción. Nueve distritos están por debajo de la media. La prioridad la tendrán aquellos que están en la primera línea de fuego contra el coronavirus.


 

 

Fuente: Clarín digital